Feed has no items.
Hijo mío, si tu corazón es sabio, también mi corazón se regocijará.
Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.